INICIO QUIÉNES SOMOS TIENDA NOTICIAS CONTACTO MI CUENTA AYUDA
NOTICIAS
"METEDURAS DE PATA" DE LA CRÍTICA

31/10/14.-No todas las obras de arte de la literatura universal y sus autores han recibido siempre buenas críticas.
Algunas solamente han sido valorados con el paso del tiempo, otros no han sido comprendidos en su época y en otros casos simplemente el crítico no ha estado muy acertado.
Como ejemplo estas 20 "Meteduras de pata de la crítica":

EL GRAN GASTBY, SCOTT FITZGERALD
Un editor dijo una vez a Scott Fitzgerald: "Tendrías un libro decente si prescindieras del personaje de Gatsby", en referencia a su obra más exitosa, El gran Gatsby.


REBELIÓN EN LA GRANJA, GEORGE ORWELL
Rebelión en la granja, una sátira contra la corrupción política escrita por George Orwell, fue rechazada con el siguiente comentario: "Es imposible vender historias de animales en Estados Unidos".

ANA KARENINA, LEO TOLSTOI
A pesar de ser considerada hoy en día una de las obras maestras de la literatura, no se llevó las mejores críticas en el momento de su publicación. Se llegó a decir de ella que era basura sentimental. "Muéstrame una sola página que contenga una idea" escribieron en el Odessa Courier en 1877.

RIMAS Y LEYENDAS, GUSTAVO ADOLFO BECQUER
A nuestro Bécquer le criticaron sus famosas Rimas y leyendas, llamándolas suspirillos germánicos.

WILLIAM SHEAKESPEARE
Lord Byron hablando sobre Shakespeare: "El nombre de Shakespeare, pueden estar seguros, está colocado absurdamente alto y tendrá que bajar. No tenía imaginación para sus historias, ninguna en absoluto. Tomó todas sus trama de novelas antiguas y montó sus historias en forma teatral, con tan poco esfuerzo como el que usted y yo necesitaríamos para volver a escribirlas en forma de historias en prosa".
De Romeo y Julieta se dijo que era pésima.
Voltaire anatemizó Hamlet afirmando que resultaba "vulgar y bárbara, la obra de un salvaje borracho".

MADAME BOVARY, GUSTAVE FLAUVERT
Por su parte a Flaubert se le procesó por inmoral; la novela en entredicho fue Madame Bovary. Le Figaro llegó a decir sobre él que no era un escritor.
Pío Baroja hablando de Flaubert: "Flaubert es un animal de pata pesada. Se ve que es normando. Todas sus obras tienen peso específico; a mi me fastidia".

CUMBRES BORRASCOSAS, EMILY BRONTË
Se dijo que era una novela confusa, inconexa e improbable cuyos personajes eran primitivos y más brutos que el hombre prehistórico, amén de que se trataba de una obra impropia de haber sido escrita por una mujer. A parte de esto, en el North British Review se escribió que esta obra contenía "todos los defectos de Jane Eyre, multiplicados por mil, con el único consuelo de que no lo leerán muchos".

HOJAS DE HIERBA, WALT WHITMAN
Sobre Hojas de hierba, del gran poeta Walt Whitman, se emitió el juicio de que la posteridad no querría saber nada de su obra. Es más, el London Critic dijo en 1855 que "el desconocimiento de Whitman para con el arte es como el del cerdo para con las matemáticas".
Henry James hablando sobre Walt Whitman: "La actitud de Mr. Whitman parece monstruosa. Lo es porque pretende persuadir al espíritu mientras ofende al intelecto; porque pretende gratificar los sentimientos mientras ultraja el buen gusto".

MOBY DICK, HERMAN MELVILLE
Todo fueron también malas críticas para el Moby-Dick de Herman Melville en el momento de su aparición.

BENITO PÉREZ GALDÓS
Valle Inclán refiriéndose a Pérez Galdós: "Don benito el garbancero".

RUDYARD KIPLING
Carta de rechazo del San Francisco Examiner a Rudyard Kipling: "Lo siento, Mr. Kipling, pero sencillamente no sabe cómo utilizar el lenguaje".

BAUDELAIRE, LAS FLORES DEL MAL
Emile Zola sobre Las flores del mal de Baudelaire: "Dentro de cien años, los libros de historia de literatura francesa sólo mencionarán esta obra como curiosidad".

PROUST
Carta de rechazo del editor Marc Humblot a Proust: "Mi querido amigo, quizá debo de estar muerto de cuello para arriba, pero por más que me devano los sesos no acierto a ver por qué alguien necesita treinta página para describir cuántas vueltas da en la cama antes de dormir".

FAULKNER
Crítica del Boston Evening Transcript a ¡Absalón, Absalón!, de Faulkner: "Desde la primera a la última página de esta novela nos damos cuenta de que el autor se está esforzando por conseguir originalidad. No dirá nada de una manera sencilla. Sus párrafos son tan largos y tan enmarañados que resulta difícil recordar quién está hablando o el tema con el que empezaba el párrafo".

PAUL VELÉRY
Ortega y Gasset hablando sobre Paul Veléry: "Último mandarían de las letras francesas, auténtico intelectual, pero de corto resuello, nada popular, manierista, con un exiguo caudal de cosas que decir y, como toda mente pobre, obligado para ser a retorcerse".

JANE AUSTEN
Austen no fue considerada una gran novelista (apta para entrar en el canon), hasta entrado el siglo XIX.
Estos mismos argumentos pueden verse en otras críticas que apuntan a lo limitado de los temas que trata Austen, por ejemplo, en los artículos de Q.D Leavis en The Spectator: "Las Guerras Napoleónicas no son tratadas más que en las figuras de los oficiales, ni tampoco se muestran las consecuencias trágicas que la guerra tuvo para muchas familias, ni asuntos políticos o sociales. De entre todos los personajes de sus novelas, ninguno es un sirviente, o pertenece a la clase baja. Salvo en Mansfield Park, tampoco se hacen referencias a las colonias, aún siendo esto común en las novelas de la época, en la que algunos personajes eran enviados a ellas, donde se enriquecían, y volvían con aventuras exóticas para contar".

EL DIARIO DE ANA FRANK, ANA FRANK
El diario de Ana Frank recibió esta respuesta de una editorial: "Esta chica no tiene una percepción ni sentimiento especial que eleve este libro por encima del nivel de la curiosidad".

PIPI CALZASLARGAS, ASTRID LINDGREN
La ganadora del premio Andersen de literatura infantil Astrid Lindgren, envio a una editorial sueca el manuscrito de sus historias de "Pipi Calzaslargas" y esta lo rechazó, menos mal que la autora vovió a enviarlo a un concurso literario a la misma editorial y esta vez ganó. Gracias a su insistencia hoy podemos disfrutar de uno de los libros más vendidos de la literatura infantil de todos los tiempos.

LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ, MARGARET MITCHEL,
En este caso ocurrió lo contrario, fue propia autora la que se desanimó y su editor el que tuvo buen olfato y le insistió.
En 1935, el editor Harold Macmillan Latham visitó la ciudad de Atlanta buscando nuevos escritores prometedores y entró en contacto con Mitchell
Encantado con ella, el editor le pidió que le hiciera llegar cualquier libro que escribiera; aunque al principio ella no pensaba entregarle el manuscrito de "Lo que el viento se llevó", finalmente lo hizo espoleada por un comentario de un amigo de ella que se burlaba de la posibilidad de que pudiera escribir un libro. Macmillan tuvo que comprar una maleta extra para llevar en su equipaje el gigantesco manuscrito; después de su partida Mitchell se arrepintió y le pidió por un telegrama que le devolviera el escrito, pero ya el empresario editorial estaba enganchado por lo que había leído y pensaba que sería un éxito. Luego de consultar con el Jefe del Departamento de Literatura en Inglés de la Universidad de Columbia, Macmillan Latham le envió a Mitchell un cheque como anticipo del pago por los derechos de autor y la comprometió a completar la obra (no había escrito el primer capítulo); Mitchell terminó la novela en marzo de 1936.


Volver
inicio   |   quiénes somos   |   tienda   |   noticias   |   contacto   |   mi cuenta   |   ayuda   |   condiciones de uso y aviso legal